Buscador de desarrollos

Chat Online
Usted está en Home / Baita

Quiénes Somos



Baita nace como una desarrolladora verticalmente integrada a partir del talante emprendedor de sus socios fundadores. La experiencia de estos, adquirida en una de las mayores y más respetadas empresas de proyecto y construcción del país, se ve madurada en Baita, a través de un modelo de negocio que permite el desarrollo de un profesional de bienes raíces en un ambiente que admite la flexibilidad y la libertad empresarial. Cada uno de nuestros accionistas posee un verdadero amor por el desarrollo inmobiliario y una pasión por la excelencia. Ellos, junto a un equipo de profesionales especializados, proporcionan a nuestros clientes la vanguardia de la atención al detalle y el acceso a una empresa multi disciplinaria donde la actividad inmobiliaria es sinónimo de confianza. El resultado es un servicio completo de empresa boutique, que ofrece la competencia y sofisticación de una firma mucho más grande, pero con mayor agilidad y atención personalizada. Baita trabaja más eficientemente en el sector de vivienda de interés medio y residencial, desarrollando casas y departamentos concentrados en un número reducido de proyectos selectos, buscando que esta especialización se traduzca en beneficios económicos y de satisfacción para sus clientes.

Como un miembro permanente de la comunidad, Baita se preocupa de asegurar la excelencia tanto de los proyectos que promueve para mejorar la imagen urbana, como de la mano de obra y materiales que utiliza en la construcción, el cumplimiento cabal de leyes y reglamentos vigentes y relaciones cívicas con los vecinos de las colonias que desarrolla. Baita está comprometida con los más altos principios y cuenta con una reputación envidiable en la industria y la comunidad, probada ya por más de 40 años de experiencia conjunta.


QUIENES SOMOS
MISION
VISION
VALORES
CULTURA DE EMPRESA
DESARROLLOS ENTREGADOS
PUBLICIDAD
BOLSA DE TRABAJO
INTRANET

Invierte con Baita

Baita tiene una opción para cada necesidad.
Aprovecha la tuya